miércoles, 10 de julio de 2013

Para un amigo

EL SILENCIO NO ES NUNCA LO PRIMERO

A la memoria de LMGU

Oirás antes el silencio sin comprender
la mano que a tu espalda te acaricia.
Los pasos en la yerba serán ecos
del galope glorioso de tu vida.
Has cargado como antiguo caballero,
a pecho descubierto te has batido
con la triste sonrisa del vencido
antes del combate. Flechas venenosas,
cáncer, dolor de fuego y el miedo
atroz de seguir vivo después de la derrota.
¿Qué sentías sobre el caballo desbocado del vacío?
Eras dulzura y paso lento con la cabeza
inclinada hacia el futuro. Fragor de la batalla:
sé valiente, aunque cuelgues de una lámpara
sin luz en medio de un despacho vespertino.
¡Ponte en pie, amigo mío!
Ahora está la compasión: las palabras siempre llegan tarde,
pero el silencio no es nunca lo primero.




4 comentarios:

Angelus dijo...

Bello homenaje. La belleza trasciende más con textos dedicados a amigos que a enemigos. Saludos.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=6O7vewJGMYk

Cristina Márquez dijo...

Sí, es bello y triste.

Anónimo dijo...

Caballo desbocado en la niebla. ¿Y sobre qué tierra golpea?